Perfil profesional

1- Introducción. Definición

La comunicación es el pilar fundamental para cualquier actividad del ser humano; es el medio que posibilita la relación con las personas de nuestro entorno y que nos permite compartir ideas y sentimientos y convivir dentro de nuestro sistema social y cultural. La comunicación humana integra todas las funciones cerebrales superiores asociadas a la comprensión y expresión del lenguaje verbal, oral, escrito y leído, así como todas las formas de comunicación no verbal.

La comunicación es uno de los aspectos más complejos y elaborados de las funciones superiores. El lenguaje y el habla implican funciones auditivas, visuales, cognitivas, orofaciales, respiratorias, deglutorias, vocales y tubáricas. Las alteraciones de alguna o más de estas funciones provocarán diferentes disfunciones o trastornos de la comunicación.

Teniendo en cuenta la pluralidad de disciplinas que se interesan por la comunicación humana, es la Logopedia la que lo hace con un enfoque propio y particular, sobre la base de sólidos conocimientos biológicos, metodológicos, científicos, neurológicos, pedagógicos, psicológicos, lingüísticos y humanísticos.

La Logopedia es ciencia y arte. La Logopedia comprende los procesos de la comunicación humana, los trastornos relacionados y el conocimiento de los medios para prevenirlos, evaluarlos y tratarlos. El logopeda es el profesional especializado en Logopedia. Se ocupa del estudio del proceso comunicativo y de la prevención, el diagnóstico, el pronóstico y el tratamiento de sus trastornos.

El logopeda es el profesional de la salud que se dedica a la prevención, detección, promoción, educación, administración, evaluación, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación, habilitación, pronóstico, orientación, asesoramiento, docencia e investigación de las áreas de la comunicación humana y sus alteraciones.

El campo de actuación de los logopedas es muy amplio, pues abarca desde la atención temprana en la población infantil hasta la intervención en la edad adolescente, adulta y en la tercera edad. Los profesionales logopedas intervienen en todas las etapas de la vida en las que se presenten alteraciones de la comunicación y del lenguaje y lo hacen desde distintos ámbitos.

Por eso el Consejo General de Colegios de Logopedas (CGCL) vigila que las actividades logopédicas tengan en cuenta el impacto cultural y la diversidad lingüística de sus usuarios y recomienda el uso de técnicas basadas en la evidencia para asegurar resultados óptimos.

Los tratamientos de logopedia tienen como objetivo mejorar la funcionalidad en la comunicación y la calidad de vida del paciente. Comunicar no sólo es hablar; existen muchas formas de comunicarse.

Como proveedores de atención primaria para la comunicación y trastornos de las funciones orales no verbales (succión, masticación..), los logopedas son profesionales independientes, sin embargo, y para el bien de los usuarios, se hace necesario el trabajo multidisciplinar con otros profesionales. Esta colaboración se hace más evidente en el ámbito clínico en la que otros profesionales de la salud (neurólogos, otorrinos, odontólogos, cirujanos maxilofaciales, médicos rehabilitadores, pediatras, geriatras, etc.) prescriben la necesidad de realizar dichos tratamientos logopédicos.

2- Objetivos

El propósito de este documento es definir el alcance de la práctica logopédica, delimitar las áreas de actuación profesional e informar acerca de los servicios profesionales ofrecidos por los logopedas como profesionales cualificados.

Este documento describe aspectos generales de la práctica profesional que se ofrece dentro de la profesión logopédica. También describe los niveles de formación, experiencia, habilidad y pericia con respecto a las funciones y actividades identificadas dentro de este ámbito profesional, que puede variar entre los distintos profesionales.

Otro de los objetivos de este documento es dar a conocer el trabajo realizado por el Consejo General de Colegios de Logopedas (CGCL) en materia de regulación de la profesión, impulsando la creación consensuada de una normativa ética común. El Código de Ética del CGCL establece los principios y normas fundamentales que se consideran esenciales para la preservación de los más altos estándares de integridad y conducta ética en la práctica de la Logopedia. El Código Deontológico especifica también el alcance de la competencia profesional en base a la formación, capacitación y experiencia de los profesionales logopedas. Más información enhttp://www.consejologopedas.es

La Logopedia es una profesión dinámica y en continuo desarrollo. Como tal, la lista de áreas específicas en los diferentes ámbitos de actuación, no excluye futuras áreas emergentes que vengan derivadas de la práctica. Para garantizar la actualización de los conocimientos y la permanente mejora de su cualificación profesional los logopedas participan activamente en programas de formación continuada.

Es ético, y legalmente corresponde a los profesionales logopedas, el determinar si tienen los conocimientos y habilidades necesarios para realizar los servicios para los que se les requiera

Comparte CoLogEx...Share on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestPrint this page